formacion para encontrar trabajo de comercial

La formación que necesitas para encontrar trabajo de comercial

Todas las empresas dependen de su departamento de ventas para comercializar sus productos o servicios y aumentar su cartera de clientes.

Si te gusta el trato con el público, eres ambicioso y deseas encontrar trabajo de comercial necesitas disponer de cualidades y de una formación específica para poder triunfar en esta profesión.

La mayoría de personas pueden pensar que ser comercial es hacer puerta fría vendiendo telefonía móvil, pero existen otros sectores que no necesitan utilizar esta técnica de venta agresiva y requieren de profesionales para atender al público y asesorarles.

 

Formación que necesitas para trabajar de comercial

 

Para triunfar en la profesión de vendedor/a aparte de tener donde gentes y tener buenos hábitos saludables como el deporte, también debes tener una titulación oficial que te ayudará a obtener los conocimientos prácticos y teóricos que necesitas.

En la Fundación Sopeña de Sevilla, te ofrecemos el grado medio de actividades comerciales, que consta de 2000 horas de formación en 2 años académicos, donde podrás desarrollarte como profesional del sector y adquirir habilidades como comercial.

El curso es totalmente gratuito, y además disponemos de modalidad dual para que trabajes mientras te estás formando y obtengas tu primer salario.

No solo aprenderás a vender, sino que además te formarán para poder gestionar puntos de ventas, marketing comercial, a hablar inglés y a utilizar aplicaciones informáticas para desempeñar tu trabajo en la era digital.

Finalmente podrás realizar prácticas de 410 horas donde aprenderás con las mejores empresas del sector o en comercios.

Entre las funciones que desempeñarás cuando termines el ciclo de grado medio, se encuentran:

  • Vendedor/a.
  • Atención al cliente.
  • Teleoperador/a.
  • Representante comercial.
  • Técnico/a de almacén.

 

Cualidades que debe tener un buen vendedor/a

 

En realidad, el trabajo de comercial no se basa exclusivamente en vender si o si, consiste en conocer las necesidades de tu cliente mediante una conversación abierta y luego ofrecerle el producto que mejor se adapte a su nivel adquisitivo y exigencias.

Debes asumir que todos los clientes no son ideales para el producto que ofreces o no disponen del presupuesto suficiente, así que, no podrás vender a todo el mundo.

También tendrás que fidelizar a los clientes existentes con promociones o comunicaciones de nuevos servicios, es otra forma de vender mucho más fácil que captando a un nuevo cliente.

Entre las cualidades que debe practicar un buen vendedor/a se encuentran:

 

Escucha activa y empatizar

Es imprescindible para trabajar como vendedor que sepas empatizar con las personas, entender sus necesidades o los motivos personales que le han llevado hacia tu producto o servicio.

Un error común es hablar demasiado de las características del producto y no conocer lo que necesita realmente el cliente.

Además, el escuchar te ofrecerá información muy importante a la hora de encajar el producto al cliente y a cerrar la venta si tuviera alguna objeción o duda.

 

Preguntar lo justo

Los mejores comerciales no realizan preguntas cerradas que impliquen una respuesta booleana de “sí o no”, todo lo contrario, se puede obtener información privilegiada realizando preguntas abiertas, como, por ejemplo: ¿Cómo se imagina su empresa dentro de 5 años?

En la mayoría de los casos realizarás preguntas en función de un guión de ventas predefinido por el director comercial, para obtener la información relevante.

 

Exponer correctamente el producto

Comunicar es todo un arte y por eso cualquier empresa pagaría mucho dinero por tener en su plantilla al mejor vendedor/a, pues el éxito de una venta también está garantizado si realizas una correcta presentación del producto o servicio.

Debes conocer el producto, explicar sus características, funciones, innovaciones y servicios de valor que lo diferencian de la competencia.

 

No tener miedo a las objeciones

Si un cliente tiene alguna objeción al finalizar la exposición del producto y de las condiciones de compra, es buena señal: significa que tiene interés y solo tienes que resolverles las dudas.

La forma correcta de obtener información sobre las dudas, suele ser la escucha activa, que también se utiliza en el proceso de cierre de la venta.

Para ello es necesario guardar silencio y esperar a que el cliente comente las objeciones, seguidamente le replicaremos a sus dudas.

Un ejemplo claro es cuando van a comprar un automóvil y pone la objeción de lo caro que son los intereses de la financiación. Debemos ser sinceros en todo momento, y también podemos buscarle otras alternativas para que el cliente finalmente realice la compra.

Otro caso sería de ir a un gimnasio a preguntar precios y el cliente se percata que no tiene parking privado, ¿cómo puedes venderle el servicio?, ofreciéndole información de los horarios que hay menos clientes o explicarle que en la calle de al lado hay plazas disponibles.

 

Si necesitas ampliar información de cómo trabajar de comercial, disponemos de un departamento al alumnado donde te ayudaremos a elegir la mejor opción para tu futuro o también puedes descargar nuestro dossier con toda la información.

¡Gana más dinero como vendedor/a y especialízate con nosotros!


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

quince + diez =