movilidad-erasmus-cork

Gloria, María, Elián y Mario movilidad en Cork

Gloria y María (GS Estética Integral), Elián (GM Peluquería y C.C.) y Mario (GM At. Personas en Sit. Dependencia), movilidad en Cork (Irlanda).

 

En principio queremos hablar de la evolución personal en el sentido de convivencia, escrúpulos, vergüenza, mejora del nivel de inglés etc. Creemos que nos ha venido bien esta experiencia para saber convivir con personas que no son de nuestra familia, tienen diferentes maneras de hacer las tareas diarias como cocinar, limpiar, recoger etc. Nos ha servido para ver otras formas de organización.  

Respecto a los lugares es todo precioso, el tiempo es algo inestable. Su gente es muy respetuosa. Nos gusta la forma de vivir que tienen en Irlanda pero el hecho de que en las calles a las 6 esté todo cerrado nos ponía triste. 

El segundo día de nuestra llegada Troy nos hizo un mini tour por el centro de Cork y nos enseñó por ejemplo donde ir a comprar si quieres algo barato como Dealz, aunque es un sitio más para cosas básicas, para la comida por ejemplo Lidl o Aldi que es más barato y si vas a Tesco con la Tesco ClubCard saldrá más barata la compra. 

Donde ir a tomar algo después de las prácticas o salir los fines de semana como Old Oak, The Oliver Plunkett o Wetherspoon. Este último sin duda recomendado 100%, además de barato se come muy bien ahí. También tenemos Bodega, los fines de semana hacen Latin Party y está todo lleno de españoles. 

Irlanda desde el minuto uno ha sido precioso, todo tan verde y tan bonito. Desde Cork que es donde vivíamos y donde sin duda alguna recomendamos subir a St Patrick’s Hill, es un sitio precioso desde el que se ve todo Cork y siempre hay gente allí. A perdernos en las calles de Galway y en su barrio latino o simplemente pasar el rato en Eyre Square, que es la plaza central de la ciudad. Y sin duda alguna Cobh y Kinsale son visita obligada, Kinsale todo tan colorido y tan bonito. 

 

 

Finalmente Cobh ha podido ser de nuestras visitas favoritas, desde su historia ya que fue el último puerto en el que estuvo el Titanic antes de hundirse, por su belleza. 

Si estás pensando en hacer el erasmus, no lo dudes, hazlo. Es una experiencia enriquecedora, te hace ver las cosas de forma diferente, ya que te obliga a ver las cosas más cotidianas como ir a la compra desde otra perspectiva. Siempre tienes algo que hacer, aunque sea ir a dar un paseo.

Te hace conocer gente increíble que se convierte en tu hogar durante esos tres meses y que sin tu quererlo los llegas a considerar tu pequeña familia. 

Sin duda alguna ha sido de las mejores experiencias de nuestras vidas y que si nos dieran oportunidad repetiríamos una y mil veces.

Vivir esta experiencia tan única es algo inolvidable y que te den la oportunidad de formar parte de ésta es algo de lo que estaremos eternamente agradecidos. 

Puedes mejorar tanto a nivel personal, a nivel social, idioma… También aprendes a comprender el estilo de vida de otras muchas personas ya que es muy diferente a España. 

Puedes conocer a gente y hacer que se hagan súper importantes para ti y hagan que tu tiempo allí sea inolvidable. 

Le recomendaríamos muchísimo a la gente que se anime a vivir esta experiencia, que dejen el miedo atrás y se salgan de su zona de confort.

Últimas entradas de Fundación Sopeña (ver todo)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

18 − trece =