Isabel Muñoz, cfgm gestión administrativa, movilidad en Lecce (Italia)

Mi nombre es Isabel Muñoz Navarrete y he estudiado Gestión Administrativa en el instituto Fundación Dolores Sopeña Sevilla. He realizado 6 meses de estudios y para mis prácticas me propuse conseguir la beca Erasmus+ mediante una serie de fases que debía de superar. Una vez conseguí la beca, como primera opción puse Italia (debido a mi bajo nivel de idioma), como segundo Malta y como tercero y último Francia.

Cuando me dijeron mis últimas notas y con ello la noticia de que podía optar a obtener la beca, solo se me ocurrió pensar que quién quiere, con constancia y esfuerzo, puede.

El proceso antes de llegar aquí, fue estimulante, porque realmente no sabíamos cómo iba a ser nuestros próximos tres meses y era una sensación entre miedo e ilusión, sin saber si la convivencia sería agradable, si extrañaríamos a nuestra familia, etc.

Cuando por fin llegamos, no éramos conscientes de todo lo que íbamos a vivir aquí, pues no sabíamos hablar italiano, no conocíamos a nadie, no sabíamos cómo iban a ser nuestras prácticas, no teníamos ni idea de si nos iba a gustar la ciudad, etc. Hasta que no pasó dos semanas, no fuimos consciente que estábamos en otro país.

Al principio Lecce da la impresión de ser un pueblo pequeño, pero cuando vas conociendo la ciudad poco a poco te das cuenta de que es más grande de lo que se piensa y que todo está conectado entre sí.

La ciudad se caracteriza por sus monumentos, calles, iglesias etc., históricos y por ser una ciudad muy tranquila.

Yo vivo con dos compañeras más, con las cual la convivencia es genial y nos entendemos para todo muy bien. Nuestro piso es amplio y equipado, por un precio más económico de lo normal (gracias a que nosotras nos informamos y conseguimos este precio), aunque está situado en una zona que por el día está genial (aunque un poco lejos del centro), pero por la noche no es muy recomendable ya que está un poco solitaria.

Por otro lado, nosotras nos relacionamos con otras dos compañeras de Sevilla, del instituto, con las que personalmente he conectado muy bien y con las que he compartido momentos únicos que han hecho de mi Erasmus inolvidable.

Cuando llegué a mis prácticas estaba muy asustada, pues no entendía nada y tenía miedo a fallar en los trabajos que me encomendaban, pero mi doctora – tutora me ha ayudado en todo lo que he necesitado, me ha enseñado y corregido la lengua del italiano, etc., así como mi compañero José (alumno de F. Dolores Sopeña de Sevilla también) por esto estoy muy contenta con mis prácticas y con el entorno que la rodea.

Al principio como mi doctora quería que aprendiera más el idioma del italiano, me mandó leer un libro en italiano y cuando me vio más preparada, me empezó a mandar el archivo de documentos, hacer fotocopias, imprimir documentos, registrar a personas que realizan peticiones, etc.

Por otra parte, cuando encontramos nuestro entorno, cuando conocimos a un montón de gente diferente, de diferentes países y lugares, que nos enseñaban distintos pensamientos, distintos estilos de vidas, (los cuales se han terminado convirtiendo en nuestros amigos), cuando visitamos diferentes lugares, etc., es cuando de verdad experimenté la experiencia Erasmus, que por mucho que intenten explicarte lo impresionante que ha podido ser, no hay nada como vivirla, para darte cuenta de lo grande que va a ser esta experiencia en tu vida.

En definitiva, no me he podido alegrar más de haber puesto como primera opción Italia, animo a todo aquel que se lo plantee o que tenga dudas, porque al igual que yo al principio no estaba segura de esto, ahora os puedo decir que esto os cambiará la vida.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 4 =