Paula Gómez, Belén Carrión y paula de la fuente. educación infantil, Ferrara (Italia)

ERASMUS es una de las cosas que hay que vivir una vez en la vida.

Al principio realmente lo vivimos un poco angustiadas, sin saber cómo sería la convivencia con tus compañeras, cómo comunicarte con la gente en otro idioma distinto al tuyo… En las dos primeras semanas se te hace cuesta arriba y realmente piensas que quieres volver a tu casa y escapar de donde estás. Durante este tiempo nuestra frase en cada rincón que visitamos era “¿QUÉ HACEMOS AQUÍ?” No nos creíamos que pudiésemos estar a miles de kilómetros de nuestra familia y nuestra gente… pero se te va pasando la idea conforme van pasando los días y vas experimentando cosas nuevas. Te das cuenta de que los días empiezan a pasar volando.

La convivencia ha sido bastante buena gracias a nuestra organización y hemos viajado a los lugares que habíamos planeado antes de volar al ERASMUS, porque una cosa teníamos clara ¡EL ERASMUS ES PARA VIAJAR!

Nada más llegar…

¡CARNAVALES DE VENECIA! No nos lo podíamos perder.

Cada dos findes… ¡AVENTURA NUEVA!

En este caso Bérgamo y Verona

 

En cada rincón italiano que hemos visitado hemos comido lo típico de cada lugar, porque no en toda Italia se come espaguetis a la carbonara. Por supuesto el “gelato” no nos ha faltado ningún día.

Por último vamos a hablaros de donde hemos vivido… ¡FERRARA!

Una ciudad pequeña a la que le hemos cogido mucho cariño y nos ha encantado vivir en ella.

Cuando llegamos nos inscribimos en un grupo Erasmus que organizaba diversas actividades, de las cuales nos apuntamos a todas las que pudimos. Conocimos a mucha gente, nos reímos mucho y desde luego se notaba que éramos las españolas.

De nuestra mano, hemos conocido todos los restaurantes y heladerías de la ciudad y hemos intentado descubrir cada rincón.

Visitamos a nuestras compañeras en Parma y celebramos el cumpleaños de una de ellas de la mejor manera, FESTEJANDO LA FERIA (pero sin fotos porque los mejores momentos no se capturan, por eso dejamos una foto del día siguiente)

Ahora sí, una advertencia y no solo para Ferrara, si no para toda Italia ¡cuidado con todos los vehículos (coches, bicicletas…)! porque no respetan las señales de tráfico. Sobre todo los pasos de peatones…

“CUIDADO PEATÓN, AMIGO CONDUCTOOOOR” (que se note que somos educadoras)

Uy, se nos olvidaba un detalle… en el Erasmus de Belén destaca una sorpresa que le hizo su pareja en el Castello de Ferrara en el cual ¡LE PIDIÓ MATRIMONIO!

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − dos =