Alba y Elsa (GS Educación Infantil), movilidad en Ferrara

El pasado 12 de junio de 2022 le pusimos fin a una de las etapas más bonitas que sin duda hemos vivido.

Han sido tres meses de muchos miedos pero sobre todo de mucha alegría e ilusión.

Tres meses donde las risas, el cariño y ni siquiera las lágrimas han faltado.

Ha sido una experiencia llena de viajes en los que cada lugar que llegábamos aprendíamos algo diferente.

Además, aunque haya sido corto, hemos tenido la suerte de poder hacer este Erasmus en Ferrera de la mano de una de nuestras mayores vocaciones.

No ha podido ser más bonita, la forma en la que con un idioma totalmente nuevo y otras tradiciones hemos sabido conectar de la mejor manera.

Tres meses en los que nos llevamos a muchas personas que hemos conocido, muchas amistades nuevas que quién sabe si volveremos a ver algún día.

Tres meses, cortos pero intensos. Tres meses que ha hecho que un pedacito de nosotras se quede en Italia siempre.

Sobretodo, a nuestras compañeras, por no conocernos de nada y llegar el punto que sabíamos de sobra cuando alguna estaba mal sin decir palabras.

Por querernos como lo hemos hecho y sobre todo por conectar y disfrutar.

Gracias a Sopeña por darnos esta oportunidad que nos ha cambiado tanto.

Por si alguien se lo está preguntando, la respuesta es sí, haz ese Erasmus que tienes en mente! Volveríamos con los ojos cerrados.

Últimas entradas de Fundación Sopeña (ver todo)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =