Carolina, Marien, Irene y Marta, JobShadowing Wroclaw (Polonia)

Todo comenzó con nuestra llegada a Breslavia (Wroclaw), la ciudad de los enanitos, de las 12 islas y los 100 puentes, situada en el río Óder, en el oeste de Polonia. Marcada por la II Guerra Mundial, es famosa por su Plaza del Mercado, que alberga una moderna fuente rodeada de elegantes casas adosadas con multitud de colores. En la plaza también se ubica el antiguo ayuntamiento de estilo gótico con su gran reloj astronómico.

Pronto quedamos cautivadas por el encanto de sus calles repletas de vegetación y flores, sus gentes, su gastronomía y su sorprendente accesibilidad económica.

En nuestro primer día en la ciudad nos acogieron en Semper Avanti muy amablemente Ágata y Klaudia, quiénes nos explicaron en qué iba a consistir nuestra movilidad, centros educativos, tipología y empresas que íbamos a visitar.

A continuación, Ágata, como buena anfitriona, nos mostró los rincones más bellos de la ciudad, con un tour que no nos dejó para nada indiferentes y que no hizo más que confirmarnos la belleza de una ciudad, para nosotras antes desconocida.

En los siguientes días, diferentes colaboradoras de Semper Avanti, se fueron turnando para acompañarnos a cada una de nuestras visitas, pudiendo además comprobar “lo barato que sale” desplazarse por Wroclaw en transporte público.

Así, en nuestro segundo día de movilidad conocimos el centro de FP TECHNIKUM NR 16 WE WROCLAWIU, un centro público de grandes dimensiones, situado al oeste en las afueras de la ciudad, con preciosas instalaciones y un profesorado muy motivado y preparado para hacer de nuestro recibimiento todo un espectáculo. Tanto el equipo directivo como todo el equipo docente, que nos mostraron la multitud de especialidades que se desarrollan en este centro, nos transmitieron su felicidad por acogernos y motivación por mostrarnos su trabajo y su labor en el día a día con el alumnado breslavo. Éstos, también y “tan bien” preparados, nos consta que fueron instruidos y organizados para mostrarnos orgullosamente lo que han aprendido. Así, fuimos recorriendo las diferentes instalaciones, culminando en un almuerzo compartido con todo el profesorado y preparado y servido por el propio alumnado, haciendo alarde de sus conocimientos y su hospitalidad.

Por la tarde, seguimos nuestra ruta hacia el centro comercial Magnolia Park, para reunirnos con Nina y darnos a conocer Siemacha Spot. Un centro dedicado al ocio infantil con impresionantes instalaciones dedicadas a todo tipo de actividades, con el fin de conciliar la vida laboral y familiar de los ciudadanos de Wroclaw. Quedamos especialmente impresionadas de la gratuidad y accesibilidad de esta “ludoteca” y la multitud de materiales y tareas que ofrecen a niños y niñas de todas las edades y circunstancias sociales. Allí conocimos también a 2 chicos que estaban llevando a cabo sus prácticas en el extranjero y nos comentaron que hay toda una comunidad de estudiantes españoles que se juntan cada año, para vivir juntos esta experiencia y ayudarse mutuamente.

En nuestro tercer día, Sofie, otras de las colaboradoras de Sempre Avanti, nos acompañó a visitar el centro ZESPOT SZKÓT GASTRONOMICZNYCH WE WROCLAWIU situado al sur de Breslavia. Al igual que sus compañeros/as del día anterior, todos estaban preparados para recibirnos y hacer de nuestra visita una experiencia digna de recordar. Uno de los profesores, se ofreció para ir traduciendo al inglés toda la visita, pues si la ciudad es accesible y sus gentes cercanas y amables, el idioma no es algo que le haga justicia en este sentido. Aun así, pudimos aprender a decir “hola” y “muchas gracias” en polaco y en respuesta, ellos lo aprendieron en español, y así nos lo mostró el alumnado, que lo escribieron en una pizarra al finalizar la visita y el desayuno preparado y servido por ellos. Fue toda una muestra de cercanía y un hermoso detalle hacia nosotras. En esta visita pudimos conversar con el profesorado sobre nuestros centros, características y especialidades e intercambiar ideas y “folletos”.

Por la tarde, pusimos rumbo hacia MONTESSORI HOUSE Przedszkole, de la mano de Klaudia, situada en una casa unifamiliar en una zona tranquila y pintoresca de Biskupin al este de la ciudad. Allí nos recibió la Sra. Anne, quien atentamente nos surtió de agua, pues el calor “apretó” bastante en este día. Fueron unas horas entrañables donde nos mostró y explicó profundamente todas las estancias y cada uno de los materiales de que disponía para trabajar con los niños y niñas, en donde pudimos comprobar su vocación y su devoción por el aprendizaje basado en la experiencia y autonomía de los infantes, tal y como la multidisciplinar pedagoga María Montessori ha transmitido con sus conocimientos e investigaciones.

Durante el cuarto día en la ciudad de los duendes, y junto a Klaudia una vez más, tuvimos la oportunidad de conocer uno de los centros educativos con mayor innovación tecnológica de la ciudad: el ZS8-LO XVI I TECHNIKUM 19. Remodelado y ampliado recientemente, pudimos ver como su arquitectura clásica se mezclaba con las novedosas instalaciones en su interior. Aquí pudimos aprender más y resolver nuestras dudas sobre la estructura del sistema educativo polaco, claramente explicado por parte del equipo directivo que nos recibió para mostrarnos su centro. Tuvimos la oportunidad de visitar multitud de aulas con infraestructura diversa, pero quedamos totalmente fascinadas por el aula de creatividad, su mobiliario, su decoración y sus materiales, donde trabajan con el alumnado con el fin de hacerles pensar, reflexionar y desarrollarse, fomentando su imaginación y el uso de la misma para la vida cotidiana.

En la jornada vespertina, tras el almuerzo, visitamos el Salón de Belleza “Le Visage”, donde Olga (la dueña) nos mostró sus instalaciones y forma de trabajar con un entusiasmo arrollador e implicación sublime. Fue muy cortés con nosotras y nos hizo sentir como en casa. Manifestó su interés por recibir alumnado extranjero en prácticas e inquietud por venir a nuestro centro y colaborar con nosotros en cuanto necesitemos. Salimos de allí con una inyección de energía y positividad, pues Olga desprendía alegría y dinamismo en cada explicación que nos dio.

Pero como todo tiene su final, nuestra movilidad llegaba a su fin en un quinto día, teñido de inclusividad visitando el Café Równink, una cafetería gestionada por personas con diferentes capacidades que amablemente nos pusieron unas riquísimas limonadas elaboradas por ellos mismos. Todo un ejemplo de superación y de adaptación. Aquí, nos reunimos con Ágata y Klaudia de nuevo, para realizar la evaluación de la experiencia. Una aventura que sin duda nos ha marcado y de la que todas nos llevamos un recuerdo inolvidable. Una convivencia juntas maravillosa, repleta de momentos, de aprendizaje, de colores, de personas, de lugares, de sabores, de palabras impronunciables, de caminatas, de fotografías, de conversaciones, de descubrimientos…y que valoramos como tremendamente positiva y necesaria para seguir abriendo caminos a nuestro alumnado, para seguir haciendo conexiones y rompiendo fronteras.

Una oportunidad que, en tiempos de pandemia, ha sido todo un regalo para nosotras.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + tres =