Pedro Ferrete, cfgm gestión administrativa. movilidad en Rouen (Francia)

Mi estancia en Rouen, Francia, está marcando un antes y un después en mi vida, tanto a nivel profesional y académico, como a nivel personal.

Está siendo una experiencia inmejorable. Estar en otro país te ayuda a alcanzar una mayor madurez, a ampliar tus horizontes, y, sobre todo, a comprender y aprender de otras culturas. Por otro lado, descubrir los maravillosos lugares de la ciudad respirando su historia, hacer nuevos amigos, y lo más importante, DISFRUTAR.

Hay numerosas cosas por visitar: Sus enormes y modernas Iglesias, los espectaculares paseos nocturnos por el río Sena iluminado, los típicos Pub’s con multitud de Cervezas y siropes para combinar (Delirium, Chester’s Café…), sus maravillosas plazas, sus impresionantes paisajes verdes…

Cada día que pasa te vas encontrando más cómodo. A eso, se le llama Erasmus+, a ir progresando con el paso de los días, vivir esta gran experiencia al máximo y conocer cada rincón de la ciudad, sin perder esas ganas y esa motivación, que fueron las que te llevaron a conseguir esto, la ilusionante Formación Profesional Internacional.

Es cierto, que al principio fue un poco difícil. Eran momentos de reflexión y autoanálisis… ya que tenía que adaptarme por completo a una nueva rutina, hábitos, horarios… y lo más importante, el estar lejos de mi familia y amigos.

Sin embargo, sólo fue cuestión de tiempo, concretamente una semana en la que mi oído se iba haciendo poco a poco y mi francés mejoraba con el paso de los días.

Cuando empiezas algo nuevo siempre sientes ciertos nervios por la incertidumbre que provoca el cambio y el desconocimiento, así que cuando llegué a la empresa por primera vez estaba un poco nervioso, pero con ganas de conocer el lugar y el trabajo que desempeñaría a lo largo del próximo mes y medio.

Adaptarse fue rápido con la acogida que recibí y que recibía cada día de cada uno de ellos. He aprendido mucho, sí, pero sólo gracias a ellos, cada día me iba aprendiendo algo nuevo y escuchando todos esos consejos que son los que me han hecho crecer en todos los aspectos. Gracias a ellos fui haciendo mi propia personalidad profesional y asumiendo más responsabilidades.

Lo importante ahora, es aplicar esos conocimientos y esa personalidad en la nueva empresa, donde estoy deseando asumir nuevos retos.

También, hay tiempo para divertirse y desconectar un poco, por lo que os voy a hacer un pequeño resumen de un fin de semana aprovechado al máximo. Ha sido increíble, rodeado de amigos y disfrutando de la visita à le Mont-Saint Michel y los impresionantes acantilados de Étretat, una de las zonas más atractivas de la costa de Normandía.

 

Para finalizar, qué mejor que con una buena barbacoa para reponer fuerzas, música y amigos, no se puede pedir más…

¡Ahí os dejo unas fotos para que veáis esta hermosa parte de Francia! À bientôt!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + catorce =