Celeste Durán, CFGM Peluquería y Cosmética Capilar – Avezzano (Italia)

Para nosotras la experiencia Erasmus+ ha sido una de las más enriquecedoras que hemos podido vivir. Tanto personalmente como profesionalmente.

Hemos podido comprobar por nosotras mismas como es desenvolverte con el idioma del cual partíamos de 0 y la verdad ha sido todo un reto para todos. Al principio ha sido algo extraño, ya que el hecho de no poder comunicarte perfectamente limita demasiado en ciertas cosas del día a día. Pero claro, para ello está el curso de la OLS, las salidas y conocer gente nativa del país, con la que poder practicar el idioma diariamente.

Además, hemos contado con un extra este año que ha sido el covid, el cual nos ha jugado algunas malas pasadas, pero nos ha hecho aprender que se puede salir de cualquier situación difícil.  Nos ha hecho crecer muchísimo y entender la seriedad con la que tenemos que tomarnos estos temas puesto que nos afecta tanto a nivel personal (sobretodo) como en el ámbito empresarial. Ya que, muchos de nosotros hemos tenido que cambiar de empresa al trabajar cara al público. Esto último no ha sido un problema ya que los socios con los que hemos tenido la suerte de contar han hecho una gran labor por nosotros. Han estado atentos siempre, las 24h del día por si necesitábamos cualquier cosa por insignificante que fuera.

Experiencia Erasmus en Avezzano (Italia)

 

 

Hablando por mi, sinceramente he tenido una suerte increíble al poder contar con una empresa en la que me han tratado como si fuese una más. Como alguien de la familia incluso. He podido hacer muchísima práctica relacionada con todo lo que aprendí en clases, además de adquirir nuevas técnicas aprendidas en el país de destino.

Por mi parte, mis responsables en la empresa han hecho todo lo posible para que me defendiese con el idioma y entendiese todo lo posible, intentando reducir en la medida de lo posible el uso de traductores para intentar tener conversaciones fluidas y que pudiese desenvolverme con facilidad y eso para mi, ha sido todo un logro. Incluso hablar con los clientes con soltura, explicarles mi experiencia y que tal lo estaba pasando allí haciendo mis prácticas.

Viajar ha sido lo mejor sin duda, hemos tenido tiempo para desconectar y conocernos. Conocer también nuevos lugares y costumbres, arte visual en todos los aspectos; tanto arquitectónicos como de cualquier tipo.

Hemos visto lugares muy bonitos a los que nos encantaría volver, desde luego. Mis destinos favoritos han sido Florencia, Pescara y Roma…

En definitiva, un pedacito de mi se ha quedado en Italia, y con ello, también me llevo un trocito de Italia en mi. Mucha gente a la que le he cogido mucho cariño, la empresa de acogida y los socios. Recomiendo a cualquier persona que esté pensando en realizar un Erasmus, que se anime a ello, porque no se va a arrepentir en absoluto. Son muchas las emociones que se viven en este proyecto y de verdad, valen la pena cada una de ellas. Y disfrutadlo, porque en un abrir y cerrar de ojos el tiempo habrá pasado, y hay que disfrutar cada día. Todo son ventajas, experiencia inolvidable y algo más que añadir al currículum.

 

— Celeste Durán Ruiz.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + once =