Experiencia Erasmus de Salud, María, Maribel y Alejandra en Bolonia (Italia)

Salud, María y Maribel CFGS Educación Infantil

Alejandra, CFGS Administración y Finanzas 

Nuestra aventura Erasmus

Por, Salud Rejano, María Pacheco, Alejandra Camacho y Maribel Quintero.

 

Todo empezó para nosotras el día 19 de Marzo del 2021, cuando salíamos rumbo a una bonita ciudad del norte de Italia, llamada Bolonia.

Muy ilusionadas de haber llegado y con muchos planes por hacer nos dirigimos al piso que habíamos alquilado anteriormente por internet en el cual nos encontramos con una gran estafa; pues el piso existía pero nunca llegó su propietaria para entregarnos las llaves. En esto consistió nuestro primer día: estuvimos divagando con pesadas maletas por toda Bolonia, buscando un sitio donde pasar la noche con el obstáculo del idioma añadido que intentamos solventar con ayuda de nuestra coordinadora de Erasmus, aunque tampoco terminó muy bien debido a que cuando al día siguiente nos disponemos a irnos hacia el piso nuevo que habíamos estado buscando nos encontramos con la sorpresa de que nos reclaman pagar 350€ por esa sola noche y donde no tuvimos más remedio que pagar lo que nos pedía: ahí nuestra segunda estafa.

Italia en ese entonces seguía muy afectada por el Covid19; con un nivel muy alto de contagios Bolonia se encontraba en zona roja, lo que significaba que casi todo estaba cerrado tanto comercios como hostelería, pues sólo abrían diariamente los esenciales como supermercados y farmacias. Así que la primera impresión que tuvimos al salir a pasear fue que la ciudad parecía desierta, era muy triste, fría y aburrida. Además, justamente el día siguiente de nuestra llegada, cerraron las escuelas, por lo cual María, Salud y Maribel, se tenían que quedar en casa. Sólo Alejandra pudo empezar las prácticas como administrativa en una clínica privada donde la acogieron y guiaron muy bien durante todo el período de prácticas permitiéndole desarrollar sus conocimientos en este terreno.

Pasados 15 días, abrieron por fin las escuelas aunque Salud y Maribel se encontraron con una triste sorpresa: la escuela decidió no aceptarlas debido a la situación. Problema que rápidamente solucionó la coordinadora Erasmus de Bolonia hablando con la Escuela en la que estaba María y donde afortunadamente también las aceptaron. Fue muy impactante empezar las prácticas en la escuela italiana ya que no tenía nada que ver con lo aprendido en España sobre el método Montesori, ni con la metodología estudiada por lo que María, Salud y Maribel llegaron a la misma conclusión: estaban en una Guardería como bien se decía en Bolonia.

Hemos podido comprobar que el idioma es una gran barrera, pero que poco a poco con el pasar de los días lo fuimos superando y nos fue gustando cada vez más. Disfrutamos mucho de nuestras prácticas ya que nos acogieron super bien, nos hicieron sentir realizadas y nos enseñaron y ayudaron mucho.

Cuando ya llevábamos mes y medio en esta ciudad, ya bastante más adaptadas a la situación, decidimos atrevernos a viajar y disfrutar aún más de la experiencia Erasmus. Tuvimos la oportunidad de viajar a magníficas ciudades como: Módena,Pisa, Florencia, Verona, Venecia, Ravena, Milán, Rímini y como no, Roma, así  como disfrutar de la gastronomía, cultura y costumbres de todas estas.

Para concluir hemos de decir que es una ciudad bastante costosa para un estudiante, en cuanto a vivienda, comida y transporte. Pues a futuros estudiantes recomendamos que hagan la compra en el Lidl o en el Aldi, los demás supermercados suben mucho de precio.

Destacar que es una experiencia maravillosa e inolvidable la cual pensamos que todo el mundo debería vivir al menos una vez en la vida, por todo lo bueno que aporta a uno como persona. y por último agradecer a Erasmus y nuestro centro Sopeña por haber hecho todo esto posible.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × dos =