entrevista de trabajo

Entrevista de trabajo, ¿Cómo superarla fácilmente?

Una vez finalizas tu formación reglada y entras en el mercado laboral necesitarás conocer en qué se fijan los reclutadores para seleccionar a un candidato a un puesto de trabajo.

El primer paso en realidad no es la entrevista de trabajo, antes tendrás que pasar por otras pruebas de selección que desconoces y que en la Fundación Sopeña vamos a enseñarte para que no te coja de sorpresa y puedas superarla fácilmente.

 

Criba antes de la entrevista de selección

 

Los reclutadores son especialistas en captar talento humano, pero también en adaptar el puesto de trabajo al candidato ideal.

Si no eres elegido para un puesto de trabajo, no debes preocuparte demasiado, porque posiblemente lo hagas en otro lugar e incluso mejor de lo que esperabas.

Como decíamos al principio, debes superar estas pruebas iniciales antes de la entrevista de trabajo y que la mayoría de los candidatos desconocen:

 

-Cuida la reputación en redes sociales

Todos los entrevistadores/as realizan una búsqueda exhaustiva en Google o en redes sociales para averiguar sobre tu persona y como interactúas socialmente con amigos y familiares.

También podrán ver tus fotografías si tienes tu perfil abierto de forma pública, por lo que te recomendamos que no publiques fotografías comprometidas en tus redes sociales que puedan descartarte e incluso antes de que te llamen para la entrevista de selección.

Las empresas buscan candidatos con formación especializada, pero también con muchos valores y hábitos saludables.

 

-Llamada telefónica del entrevistador/a

La empresa de selección te llama para realizarte algunas preguntas y desde ese mismo momento estás pasando una prueba verbal para conocer tu capacidad de comunicación y si tus respuestas corresponden a lo que has escrito en tu CV.

Te aconsejamos que cuando entregues un currículo estudies a fondo a qué se dedica la empresa, funciones del puesto de trabajo al que optas y además aprendas de memoria tu trayectoria profesional y formación, por si se te olvida algún dato en la llamada telefónica.

También te recomendamos que no atiendas la llamada si estás en el exterior o ambiente poco apropiado. Lo mejor será citarle para otro día y hora. Jamás le respondas que te vuelva a llamar porque no lo hará. Lo mejor es decir lo siguiente: “Te agradezco tu llamada, pero en estos momentos no puedo hablar, ¿qué día y hora puedo llamarte de nuevo?»

 

Trucos para superar una entrevista de trabajo fácilmente

 

Si has superado la primera criba o preselección estás de suerte, ahora estás a un paso más para convertirte en miembro de la corporación. Lo más probable es que la persona que te entreviste en persona te llame para comunicarte la buena noticia o bien te cite directamente mediante un E-mail.

La reunión de selección puede parecerles a muchos candidatos un trámite más, pero en ella se evalúa los conocimientos para desempeñar el puesto de trabajo, habilidades sociales, iniciativa, gestión del estrés y trabajo en equipo entre otras variables.

 

-Antes de acudir a la reunión

Para evitar prisas el día de la entrevista de trabajo te recomendamos que prepares la ropa que llevarás el día antes. Recuerda ir vestido/a formal y evita a toda costa la ropa demasiado colorida o ajustada. Aunque no es un factor de descarte en la actualidad, puede que el puesto de trabajo requiera de una vestimenta muy formal, como por ejemplo para atención al público o ejecutivo comercial.

Acuéstate temprano la noche antes para evitar ojeras y sueño durante la conversación con el seleccionador de talento.

Para mostrar de forma visual que eres una persona cuidadosa, no está de más que pases por la peluquería y que lleves los zapatos muy limpios.

 

-Cuando llegas a la recepción de la empresa

Saluda de forma educada a la persona que te abre la puerta o espera detrás del mostrador, recuerda que puede ser tu próxima compañera de trabajo y puede influir de forma indirecta la impresión que tengan otros compañeros sobre ti.

Lo normal es que inviten a sentarte antes de pasar a la reunión de trabajo: “Di gracias” y espera a que te llamen.

 

-La trampa de la silla coja

Es muy común que dentro de la oficina te inviten a sentarte de nuevo, pero te percatas que la silla está coja.

¿Qué harías en este caso?, lo correcto es aceptar y seguir la entrevista como si nada ocurriese. Si protestas o te levantas a por otra silla, estarás ofreciéndoles señales al entrevistador/a de que eres una persona que no sabe adaptarse a las situaciones.

 

-Moverte de sala por algún problema

También pueden evaluar tu capacidad de adaptación si a mitad de la entrevista te mueven de sala por algún problema que han inventado. Entra una persona en la sala “que es el gancho” y dice que tiene que ocupar la sala por una urgencia.

Muchos candidatos en estas situaciones pueden ponerse nerviosos y el entrevistador puede observar tu reacción en este escenario.

 

Lo que nunca debes hacer durante una entrevista de trabajo

 

no debes hacer en entrevista de seleccion

 

-No estar informado sobre la empresa

Antes de acudir a la entrevista de trabajo, estudia a la empresa con detalle, número de empleados, mercados y países donde operan, historia sobre su fundador, etc…

Una de las típicas preguntas es esta: “¿Qué sabes de nuestra empresa?” y debes responderla mostrando tu interés por pertenecer a ella.

 

-Realizar comentarios negativos

Cualquier comentario desafortunado puede excluirte del proceso de selección rápidamente. Por lo que deberás omitir tus en comentarios las críticas a antiguos compañeros o jefes.

Podrán tomarte como una persona conflictiva que no sabe trabajar en grupo.

 

-Mentir en tu currículum

Jamás inventes experiencias en tu CV, las nuevas técnicas de selección de trabajadores y las nuevas tecnologías son capaces de averiguar si realmente trabajaste en la empresa que citas e incluso podrían llamar para verificarlo.

Tampoco mientas a las preguntas que te realicen, contesta de forma sincera, tu lenguaje no verbal puede delatarte y que te descarten por no ser una persona de confianza.

 

-No ser sincero con tus errores

Imagínate que te han despedido en un puesto de trabajo por algún error, lo lógico es que te pregunten por la experiencia de trabajo en la entrevista de selección.

La mejor respuesta es admitir tus errores, de esta forma la empresa entenderá que todos somos humanos y nos podemos equivocar, y ofreceremos señales de ser una persona autocrítica, humilde y sincera.

 

-Ocupar el espacio personal del entrevistador

Cuando te acomodes en la entrevista de trabajo recuerda de sacar tus manos encima de la mesa, es una señal de que no tienes nada que esconder.

Siéntate erguido/a con la suficiente separación, ni muy cerca para que no invadas el espacio personal del entrevistador/a o demasiado alejado que denota falta de confianza o inseguridad.

 

-No aprovechar tus debilidades a tu favor

En cualquier candidatura solicitarán a una persona con titulación, años de experiencia, idiomas, y muchas otras habilidades. No sufras por ello, el candidato perfecto no existe. Aunque no dispongas de experiencia o la formación que especifica, puedes usar estas debilidades a tu favor.

Por ejemplo, decir que en estos momentos estás formándote de forma autodidacta o que estás muy interesado en aprenderlo para crecer.

Si no tienes experiencia, puedes hablar de los éxitos que has conseguido en otros puestos de trabajo y que tu línea de trabajo es la de conseguir los mismos objetivos en el puesto actual.

 

Esperamos que esta información te sea de utilidad para poder superar una entrevista de trabajo y si necesitas ayuda consulta con nuestro departamento de orientación laboral. Te esperamos.


 

Últimas entradas de Fundación Sopeña (ver todo)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − tres =