Experiencia de Nuria, Pedro, Jose y Success en Malta

Nuria, Pedro y Jose, CFGM Gestión Administrativa

Success CFGM Actividades Comerciales

¡Qué locura! Irte de Erasmus en medio de toda una pandemia. Llegar a Malta con miedo de toda la situación y que lo primero que te digan cuando sales del Aeropuerto es:

– ¡Quítate la mascarilla!

Parecía que, al salir del avión, había entrado en otro mundo en el que el Coronavirus no existía, nadie hablaba de él, las calles llenas, bares y restaurantes hasta arriba incluso todas las discotecas estaban abiertas, parecía un sueño aquello.

El primer fin de semana estábamos un poco perdidos, fuimos a comprar y descubrir toda nuestra ciudad.

Malta es un país muy chico y sus ciudades parecen barrios. Se caracteriza por un país húmedo, cálido, pero cuando llegamos parecía que había llegado a Londres de los diluvios, tormentas y el viento que hacía.

Malta tiene sitios espectaculares para visitar, como su capital entre murallas llamada La Valetta, sitios para bañarse impresionantes como St Peters Pool o Popeye Village. También sus dos islas más cercanas como Comino y Gozo, que son espectaculares, resumiendo, Malta es un país espectacular, con muy buen ambiente. Lo malo es la comida, los supermercados al ser casi todos los productos de exportación son mucho más caros que en España, así que la carne y el pescado eran caros. Recomendamos ir a supermercados como Lidl, Scoots o SPAR que más o menos calidad precio son los mejores. 

En cada esquina te puedes encontrar las famosas Pastizzerias en la que podrás disfrutar de Pastizzis, empanadillas varias, pizzas etc, por tan solo 3 o 4 euros puedes comer, pero no recomiendamos comer ahí todos los días ya que puedes llegar rodando a España de vuelta.

A la hora de moverse, no cogíamos muchos autobuses ya que teníamos cerca el trabajo y cuando íbamos a visitar otros sitios solíamos coger E-Cabs que es lo más parecido al UBER aquí. Vivíamos en Sliema y para ir a la capital, solíamos coger un ferry que tardaba 5 minutos en llegar y era más rentable que el autobús y además el mismo precio.

En Malta las lenguas oficiales son el maltés y el inglés, pero todo el mundo suele hablar inglés porque el maltés es muy difícil. Algunos como Pedro y Jose llegaron con un nivel básico de inglés, pero poco a poco hemos ido mejorando mucho a la hora de hablar y a veces me salía solo el hablar inglés y me encantaba.

Nuestro día a día consistía en levantarnos temprano e ir a trabajar. Cuando llegábamos de trabajar, o bien nos echábamos la siesta (menos Success por su turno partido) porque estábamos súper cansados o salíamos a dar una vuelta, con los compañeros de piso o con gente que conocí aquí.

Hicimos un enorme grupo de amig@s, salíamos de fiesta, íbamos a cenar, quedábamos para ver el fútbol, para hacer turismo, hacíamos de todo, éramos como una gran familia.

Han sido una de las mejores experiencias de nuestras vidas, hemos aprendido a vivir sin depender de nadie y ver todas las dificultades que te puede poner la vida, recomiendamos que todo el mundo que esté pensando en irse de Erasmus, que lo haga, que le aseguramos que no se va a arrepentir.

Agradecemos en especial a Myriam, Lucía y Mana por hacer esta experiencia más cómoda y estar al tanto de todo. Aquí nos despedimos.


 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − cinco =