Rocío Martín, alumna de cfgm peluquería y c.c., en Braga (Portugal)

¿Qué pensamos todos cuando oímos la palabra Erasmus? Normalmente la mayoría solemos pensar de primera en fiesta, vivir en otro país, lejos de obligaciones y de nuestros padres, vivir solos… lo cierto es que, sí, en la Erasmus hay fiestas, vivimos en otro país que no es el nuestro y posiblemente no conocemos, también vivimos lejos de nuestros padres y encima, solos.

Lo que no es cierto es que no tengas obligaciones, las cuales siguen existiendo y son ir a las prácticas, limpiar y tener ordenada la casa en la que vais a vivir durante 3 meses, ir a comprar… etc. La verdad es que no es nada fácil vivir con personas a las que no hemos visto jamás, hay que conocerlas para saber llevarlas durante los 3 meses que vamos a vivir con ellos. Estas son personas con las que vamos a discutir, reír, llorar, cantar, bailar, salir de fiesta… son personas con las que vamos a descubrir lugares nuevos que nunca se nos habría ocurrido visitarlos, y también disfrutaremos juntos de paisajes increíbles.

El irse de Erasmus es algo muy complicado, porque aunque antes de irte estés muy convencido de querer esto, cuando lleves en la ciudad de destino 2 semanas, vas a desear irte con todas tus fuerzas, ya que vas a perderte fiestas de tu pueblo, Semana Santa, la feria de abril, algunos cumpleaños de amigos… pero conforme van pasando los días, estás tan a gusto con toda la gente a la que has conocido, que apenas recuerdas todo esto.

Son 90 días tan intensos y llenos de tantísimas experiencias, tantísimos momentos, tantísima gente que, si viven lejos, no sabes cuándo los volverás a ver, cuándo volveréis a viajar y visitar lugares inexplorados juntos, no sabéis cuándo volveréis a disfrutar juntos de los paisajes, de las bromas, las risas, las fiestas, las discusiones y peleas, los llantos y los bailes con la música a todo volumen en casa hasta que uno de los vecinos llame para quejarse del ruido, y cuando llegues a casa después de esos 3 meses, te hagas la pregunta de: «ahora que me he ido, ¿qué voy a hacer sin ellos?», sinceramente, ser becado con Erasmus, es correr un gran riesgo, el gran riesgo de no querer volver a tu vida normal.

 

María Rejano, alumna de cfgm cae, en Braga (Portugal)

Mi querida erasmus… es una decisión en la que todo el mundo cree estar seguro hasta el momento en el que tienes que preparar todo, dejar a tus amigos, familia… tu vida diaria y te arrepiente o eso crees, hasta que llegas allí, conoces a tus compañeros de piso de otros sitios y demás, poco a poco le vas cogiendo cariño, conociendo sitios nuevos y conociendo gente maravillosa. 3 meses de dice muy rápido pero jamás pensaba que en esos 3 meses iban a pasar tantas cosas en mi vida y cambiar tanto mi forma de pensar, es de las decisiones más importantes y mejores que he cogido en mi vida, he conocido gente que quiero como familia sea del lugar que sea y que solo deseas verlos otra vez, aunque crees que no lo harás por la distancia…

Aprendes a vivir sola, cocinarte, manejarte tus problemas, mantener una casa que no es fácil y convivir con gente que no conoces de nada y después se hacen como una familia más.

En el tema laboral no quería, no me gustaba el tema de una residencia hasta que conocí lo que era eso, el cariño que se les coge a las personas mayores y el trato que me dieron mis compañeras. Aprendí otro tipo de trabajo que en un futuro podría ser mi vocación, depende del trabajo te das cuenta de lo que quieres y lo que no quieres hacer y te das cuenta si quieres continuar o quedarte trabajando en eso, en mi caso prefiero seguir estudiando pero no quito ni borro la posibilidad de todo.

En resumen la eramus para mí ha sido lo mejor, volvería a hacer otra y conocer otro tipo de personas y aprender de cada una cosa nueva!!!

Carmen y Alejandro, cfgm de estética y peluquería. movilidad en Lisboa (Portugal)

Llegamos a Lisboa el 17 de marzo a las 22:00 y tuvimos nuestra primera prueba de fuego con el idioma, nos tocó conocer a nuestra casera y hablar con ella mientras nos enseñaba el piso. Menos mal que ella entendía un poco de español y es una persona espectacular que se preocupa de nosotros desde el primer día y nos ayuda en todos los problemillas de transportes. Pero todo fue genial!

Vivimos en un barrio de Sintra, Algueirao, Mem-Martins. Nuestros otros dos compañeros viven en Mira-Sintra. La zona donde vivimos es muy tranquila, no hay apenas gente en la calle, sin embargo estamos a media hora andando de la estación de tren más cercana, por una zona un poco sola y complicada.

La convivencia la llevamos genial, decidimos hacer gastos compartidos porque nos salía más rentable y nos ayudamos mucho el uno al otro para que todo esto vaya sobre ruedas y sea una buena experiencia.

En las empresas tenemos para todos los gustos, unos han tenido una acogida mejor que otros, ha habido cambios de empresas, buenas amistades con los compañeros de trabajo, nuevos conceptos, técnicas y protocolos. Siempre con muchas ganas de enseñarnos y formar buenos profesionales.

Es un destino espectacular, aunque no lo esperábamos, tiene unos rincones y unas zonas de turismos que merecen muchísimo la pena, porque son espectaculares e inolvidables.

 

Lorena, Marta y Carmen. movilidad en Lisboa (Portugal)

Pues nada el último mes, con unas ganas increibles de volver, cualquiera diría,  3 meses aquí, a veces han pasado rapido otras lentos. Muchos diran que no hemos disfrutado la experiencia,  pero la hemos disfrutado a nuestra manera. Aquí os dejamos algunas fotos.

 

Esto se acaba, y con muchas ganas de llegar y ver a nuestras familias después de 3 meses.

Movilidad Lisboa (Portugal). Elena y Brígida

Hola a todos desde Lisboa,

En estas fotos os presentamos nuestro centro de prácticas, «Nossa Senhora Da Esperança».

En él hacemos diferente actividades con los usuarios, como por ejemplo: acompañarlos en su higiene, en la toma de comidas, dar paseos, excursiones, talleres de costura, de flores, manualidades, etc.

También visitamos a los niños varias veces en semana. Estamos aprendiendo mucho y estamos muy contentas.

Estas fotos son de nuestra primera visita a Lisboa.  Tuvimos que cruzar en barco y volvimos en tren, pasando por el puente «25 de abril» en el cual vimos un atardecer precioso, tal y como se ve en la foto.

Fue un día muy bonito y nos dejó con ganas de más. Seguiremos visitando aquella zona para descubrir todos sus bonitos rincones.

10ª semana de la movilidad de Oscus Sevilla en Lisboa

Parece mentira pero ya han pasado casi dos meses y medio!!! Cuantísimas cosas nos han pasado y qué rápido se ha pasado este último mes, hemos ido de cena con las compañeras, celebraciones de cumpleaños, fiestas en la residencia!!! Y todo acompañado por el buen tiempo.

Maria Jose y Anibal están muy contentos, porque esta semana han ido a una formación de L’Oreal de Servicios técnicos con planchas!! Muito Fixe!!! Nos ha encantado, hemos aprendido muchísimo y por supuesto, nos han dado un diploma acreditativo de la formación!!!

Estamos muy contentos pero a la vez, la sensación es agridulce, porque nos da pena dejar a nuestras compañeras, ha sido mucho tiempo con ellas, y hemos vivido buenos y malos momentos con ellas, y eso apega mucho! Las echaremos muchísimo de menos! Han sido con nosotros inmejorables, cálidas y sobretodo buenas personas.

Alejandro e Hiniesta han tenido un mes muy movidito en su empresa, han tenido que trabajar mucho .

Estuvimos todos de paseo por Lisboa por el dia de Africa y hubo una fiesta por la calle super divertida! Lo pasamos genial!!!!

Y nada, espero que nuestros compis de Reino Unido hayan llegado bien a casa y que todo les haya salido genial!

Ha sido una experiencia con cuatro perspectivas distintas, pero que en el fondo ha sido buena, porque de todo lo sucedido siempre se aprende algo.

 

Millões de Beijinhos e áte sempre!!!