Belén Martínez. cfgm estética. movilidad Ascoli (Italia)

Estuve en Roma con mi familia un fin de semana, que me dejó mi jefa libre el viernes para aprovechar el día entero con ellos. Aunque fue una paliza tres días sin parar de andar y coger el metro, que es la mejor manera de moverse por toda Roma, pero por otro lado me llevo las maravillas que he podido ver del Vaticano, el Coliseo, la Galeria Borghese, la Fontana de Trevi (en obras), la Capilla Sixtina, la Piazza di San Pietro,… Cuando volví tuve que recuperar todas las horas que perdí aquel día, pero las fui recuperando poco a poco. Os aconsejo que si veniis de visita a Italia conozcais Roma.
Al poco tiempo mi jefa un día que no tenía a ninguna clienta pensó hacer una escapadita a San Benedetto para que pudiera tocar el Mar Adriático y conocer el lungo mare (paseo marítimo). El agua es muy limpia y el clima es totalmente diferente al que hay en las playas de España, más nublado y menos sensación de humedad.

En la última foto sale de fondo el cartel de uno de los productos que compra mi jefa, la marca OLOS, que son para mi una muy buena marca de productos en un centro estético, y también sale una publicidad de una de las máquinas que está probando ahora de tratamientos corporales para la celulitis, la piel caída, reposicionamiento de la grasa corporal y del tejido, linfrodrenaje,… de la que he visto en estos tres meses grandes resultados a las clientas que se lo han hecho. Puede ser que en un futuro compre esta máquina para mi centro estético. Además de otras muchas cosas que he podido aprender como la depilación con hilo, la cera de espátula y un tipo de láser muy bueno.

Marina García (educación infantil). Ferrara (Italia)

Solo puedo decir que sí, que es verdad lo que dicen, irse de Erasmus es una gran experiencia y es algo que estoy segura que voy a recordar toda la vida.

Las últimas semanas las viví aprovechando cada segundo, no me podía creer que en días regresara a España, por un lado estaba muy contenta, tenía muchas ganas de ver a los míos. Pero por otro tenía la sensación de que abandonaba una parte de mí, mi casa, mi escuela, el idioma, mi bicicleta y sobre todo a mis amigos…

Me siento afortunada por haber saboreado tantas cosas de Italia, la mayor parte de esto se debe a la compañía que he tenido,  nunca voy a olvidar a todas las personas que se han portado tan bien conmigo, no tengo palabras de agradecimiento para mis caseros que me han ayudado siempre que lo he necesitado, a todas mis educadoras que me han enseñado tanto, al grupo de italianos e italianas tan fantástico que conocí las últimas semanas y con el que me he divertido tanto, a mi amiga Munkhjin que ha hecho que me ría hasta llorar muchas veces y he compartido muchos momentos y de la que he aprendido cosas de otra cultura más y por su puesto a mi amigo Marcos que simplemente no sé que hubiera sido de mí sin él, al que le debo tanto y que se ha ganado en tan poco tiempo mi corazón, me volví con la sensación de que tenía un hermano italiano para toda la vida.

También esta experiencia me ha enseñado a valorar lo que se tiene, a valorar a mi familia y mis amigos que no puedo estar más orgullosa de ellos y de todo el cariño que me han regalado aún estando tan lejos.

Recomiendo a todo el mundo que me lea sin dudarlo que no desaprovechéis una oportunidad así si la tenéis NUNCA, te vaya mejor o peor estoy segura de que aprenderás muchas cosas ya no solo a nivel profesional  si no a nivel personal.

Me fui de Italia como llegué, con una gran sonrisa! Y muy concienciada  de que tengo que volver.